lunes, 11 de diciembre de 2006

Otra iguana.


Estaba muy quieta sobre el toldo del porche. Como esperando a ver qué iba a hacer yo. Y se quedó ahí agazapada todo el rato. No me percaté de la mirada sino hasta que ví las fotos en la computadora.
Publicar un comentario en la entrada